Archive for 11 mayo 2012

Toscani. El publicitario que no cree en la publicidad.

 
.

Oliverio Toscani es suficientemente conocido por sus polémicas campañas. No es nada nuevo. Me parece interesante la reflexión que hace en su libro “Adiós a la publicidad” acerca de quienes no son protagonistas de los mensajes publicitarios: […] “Encuentre en la publicidad actual pobres, inmigrantes, accidentados, revoltosos, contrahechos, enanos, inquietos, gordos, melancólicos, escépticos, desempleados, drogadictos, conductores que aguantan embotellamientos, enfermos, países del cuarto mundo, locos, artistas atormentados, grandes problemas sociales, una crisis, desastres ecológicos […] Se han sustituido por Claudia Schiffer, la modelo muda mucho mejor pagada que todas las actrices de la historia del cine”.

Su primera campaña para los tejanos Jesús: “Quien me ama me sigue”, provocó un serio conflicto con la Iglesia. Pero detrás de estos conceptos atrevidos y escandalosos hay clientes que propician una creatividad que rompa con lo establecido. Hasta el punto de herir sensibilidades. Luciano Benetton fue explícito: “No debes escuchar al marketing, debes escuchar tu talento”, le dijo.

El debate sobre los mensajes publicitarios sigue estando abierto. ¿Emoción y persuasión tienen sus días contados? ¿La transgresión será la norma habitual? Un hecho relevante es que las ásperas campañas de Benetton no se han vuelto contra el anunciante. Producen rechazo pero venden.

Fuente: “Adiós a la publicidad”. Oliverio Toscani

Anuncios

Unos tipos originales.

La Avant Garde es una tipografía muy sugerente. Exclusiva. Diseñada por alguien que fue más lejos. Vio donde otros solo miraban. De la misma forma que los copys  hacen malabarismos con las palabras para llamar la atención hacia los textos: “Si no tiene experiencia con tarjetas, tenga la tarjeta con más experiencia”, también hubo un diseñador para el que los tipos no tenían secreto alguno. Y hacía juegos malabares con las letras. Ese era Herb Lubalin. Director de arte, tipógrafo y diseñador. Composiciones rigurosas y soluciones elegantes . Un tandem que siempre acompañó a todos sus trabajos. Su visión de cada uno de los elementos por separado y  su integración en el conjunto tenían como resultado una gráfica excepcional. Marcas, portadas, anuncios…etc.  fueron personalizadas con su particular visión del mensaje y con su mano. Estamos hablando de una etapa en la que no existía el Mac. El concepto diseño, tal y como lo entendemos ahora, no estaba implantado. Todo se dibujaba. Tinta china, pincel o tiralíneas  paralex y papel.

Acercarse a los trabajos de Lubalin es muy didáctico. Las composiciones tipográficas están muy logradas. Las separaciones entre letras y el equilibrio entre los elementos son excelentes. Hoy, la rapidez que te impone el trabajo, y teniendo una herramienta como el Mac, deja en un segundo plano estas consideraciones. A veces no se cuida el interletraje y en muchos casos tampoco el interlineado como es debido. Se prescinde de ellos por considerarse superfluos. Mirar al pasado tiene un lado positivo: aprender de quienes tienen algo que aportar.   Lubalin dejó  un gran legado de obras de las que podemos nutrirnos muchísimo.  Desde  luego, se aprende de él y de otros muchos que canalizaron sus conocimientos artísticos hacia el diseño gráfico. La Avant Garde y Lubalin desde luego son tipos originales.

Fuente: Index book

Habla canaria, diglosia y publicidad.

Entré  en Youtube con el propósito de buscar un spot de Coca Cola, concretamente el de “una hora más en Canarias”. Y me llamó la atención una intervención. Hacía alusión a la particular forma de hablar en las Islas Canarias: “La diglosia en la publicidad canaria”. Una vez lo leí, la verdad es que tanto el artículo como los comentarios que encontré eran bastante interesantes. Unos reivindicativos. Otros concienciadores. El español que hablamos en las islas nada tiene que ver con la pronunciación castellana o extremeña, por ejemplo. Ni con la sudamericana como creen muchos. La vocalización es muy particular. Y el acento difiere de una isla a otra, incrementando aún más las diferencias. En la isla de El Hierro se pronuncia mejor la ese. En Las Palmas de Gran Canaria se omite. A la hora de llevar una locución a un spot, el contraste de acentos  es evidente. Y aquí radica la polémica.  Unos lo ven bien y otros no. Los profesionales que  no lo aceptan se inclinan por voces de fuera. ¿Por qué un anuncio canario tiene que llevar voz peninsular? ¿La norma también es para los spots del Gobierno de Canarias?, se pregunta más de uno.

El objeto de mi comentario no es avivar la polémica, ni entrar en reivindicaciones nacionalistas. Mi objetivo es  analizar, comprender y encontrar algún ejemplo integrador. Un referente que abra posibilidades en lugar de cerrarlas. Hace años Transmediterránea explotaba hábilmente la canariedad en los anuncios dirigidos al público isleño.  Y más recientemente, una acción  promocional de Plátano de Canarias específica para las redes sociales integraba y justificaba nuestra particular forma de hablar, a través de una conversación entre un plátano y un Iphone.

Pincha aquí para ver el video

Fuentes: Youtube. Plátano de Canarias

Moleskine, mi ordenador portátil.

Mi ordenador portátil no es un MacBook ni un Ipad, es una Moleskine. No sé qué tiene esta libreta que atrae y se posiciona en el mercado como el único instrumento sobre el que quieres plasmar lo que piensas. Es papel y cartón con un elástico. Solo eso, pero con una diferencia: tiene estilo y hay un concepto en torno a ella, luego tiene personalidad. Y este argumento vende. Responde a las necesidades de quienes escriben, bocetan o combinan las dos cosas. Un disco duro artesano de muchas hojas en blanco para guardar información. No sé si está demostrado que fue el soporte que utilizó Picasso, pero sí me resulta más creíble que Chatwin recopilara un gran número de ellas para escribir solo sobre sus páginas.

El formato apaisado es idóneo para desarrollar un plan  por fases que visualizas de golpe. También es perfecta para hacer un dibujo panorámico. Un apunte de memoria mientras realizas  un viaje. A pesar de que existen imitaciones en el mercado, de similares materiales y más baratas, no están a la altura de este producto. Les falta un concepto que aglutine una historia en torno a ellas. Personalizarlas. Dotarlas de imagen. Ahora, como un producto más, ha de responder a los gustos de los consumidores. Tienes una variedad para elegir. Y el fabricante alarga hábilmente su vida innovando.  De la pequeña tienda artesana que las fabricaba una a una, hasta la producción masiva de hoy, el marketing se ha encargado de crear la particular necesidad de poseerlas.

Fuentes: store.moleskine.com e Index Book

 

Ataque de precios

No es la primera vez que la publicidad se acerca al cine para buscar inspiración. Ni que algunos títulos sugerentes, con un ligero cambio, encajen a la perfección y se conviertan en mensajes puntuales. El objetivo es no pasar desapercibido. Darle notoriedad al producto.

Los hombres participan cada vez más activamente en las rebajas.  Aprovechan su duración para encontrar  productos  de calidad. Por menos dinero, naturalmente. No obstante, los descuentos suponen un gran atractivo para las mujeres. En las rebajas  se desenvuelven perfectamente. Los hábitos cambian. Muchas compras se retrasan hasta esas fechas y la crisis contribuye a ello.

Las imágenes en los informativos lo dicen todo. El público se agolpa a las puertas de los establecimientos y espera con impaciencia la apertura.   El objetivo es  entrar a toda prisa y llegar hasta el estante en el que encontrarás lo que buscas. Aunque a veces ni lo sabes. Es toda una aventura. La combinación de nervios y descuentos tuvo su inspiración en Almodóvar, para esta valla de Wehbe: “Mujeres al borde de un ataque de precios”.

Fuente:  Valla 8×3 mts. AS Publicidad Exterior