En Tenerife hay una plaza de toros, pero no está el Toro

Sin lugar a dudas el Toro es la marca que mejor proyecta la imagen  de España en el resto del mundo.  La gigantesca valla es un punto de referencia en el horizonte a través de toda la geografía peninsular y balear. En Tenerife habían dos. Una en Tacoronte y la otra ubicada sobre la montaña de Taco. Finalmente desaparecieron. Desde su nacimiento hasta hoy, no importa quien lo ha tratado de hacer suyo. Es muy difícil circular por las carreteras y no encontrártelo a lo lejos, oteando. En una reproducción en miniatura de la valla, una etiqueta dice literalmente: “Reproducción libre del monumento nacional en base al art. 35 del RDL 1/ 1996”. Luego el  Toro no es solo de Osborne, es patrimonio de todos.

En cierta medida los publicitarios siempre guardaremos algún vínculo con el astado, por pequeño que sea. Es un ejemplo de ilustración bien resuelta, de marca inconfundible, de soporte amnistiado tras la prohibición de la publicidad exterior en las carreteras  y de ejemplo de estrategia de marketing que ha perdurado con el paso del tiempo. Pero, sobre todo, es un fenómeno cultural que ha ido más allá de su mensaje comercial, para convertirse en un referente para artistas, escritores, poetas y portadas de revistas fuera de nuestras fronteras.

Manolo Prieto, el autor, era director de arte freelance que trabajaba para la agencia de publicidad Azor de Madrid. Cuando realizó el dibujo, el acabado no era tan estilizado.  La tosquedad envolvía la figura. Era más toro. Tuvo que modificarse en contra de su criterio. La afición de Manolo por la tauromaquia le llevó a realizar una imagen que, posteriormente, fue “tuneada” para presentar el aspecto  que hoy conocemos todos. Fue resuelto con tinta en masa y gouache blanco para corregir las imperfecciones, que las tuvo. Muchos bocetos y apuntes para elegir la opción que mejor se adaptara a lo solicitado. La imagen  elegida es la que finalmente vemos sobre las lomas, y en los miles de objetos de merchandising que se pueden encontrar en el mercado.

Fuentes: Un toro negro y enorme. Editorial España Abierta. Osborne.

                Exposición Nacional de Diseño. Salamanca.

Anuncios

6 responses to this post.

  1. Posted by MONICA JARQUE BONDI on junio 26, 2012 at 9:55 am

    Leyendo tu artículo acerca del toro me remonto a mi infancia; y es que tienes razón, es una imagen característica made in Spain, identificada en todas las carreteras de la geografía española, especialmente recuerdo las vallas de Los Monegros, un tramo interminable, angustioso y desértico al salir de Zaragoza, que me resultaba curiosamente distinto, al comprobar que soportaba en algún kilómetro más tarde o más temprano el increible y común guía de la zona… el toro, majestuoso, reivindicando su territorio y tan nuestro, algo que te decía que seguias estando en tu tierra, pero a menos kms del toro catalán, el que dejaste por última vez kms atrás al dejar Lérida… qué genial que un profesional como tú, Esteban, se haga eco de mi pasado de un modo tan sublime, dedicándole todo un post en este no menos genial blog, que siempre me deja buen sabor de boca, porque denota que hay estilo, clase, y seriedad, todo un blog para profesionales y no tanto, como yo, una mera seguidora encantada de que se me acepten siempre las opiniones y se respete mi criterio en un lugar que comienza a ser visita obligada para mí… felicidades de nuevo por este espacio, y ánimo!! Un abrazo.

    Responder

    • Gracias, Mónica. Desde luego que es un referente para todos. Elijas el trayecto que elijas, tarde o temprano te lo vas a encontrar. Y las vacaciones siempre han marcado la vida de muchos adolescentes, para los cuales el Toro ha constituido un enclave singular, que les ha servido para saber los kilómetros que faltan hasta llegar a su destino. En verano, de camino a la playa o al interior, nadie se libra de su presencia.

      Responder

  2. Esteban , quiero comentar que cuando haces referencia a ése toro , me recuerda a las bayas junto a la carretera que habían cerca de la Plaza de Toros que teníamos en ésta isla , cosa que nunca le encontré sentido¡¡ aquí una plaza de toros !! con la publicidad de las Bodegas Osborne, se veia la botella de vino y el toro negro al lado , la verdad que es cierto que ha sido inspiración de muchos artistas y nos representa como la fiesta nacional en España, el extranjero lo primero que dice de España es el olé, yo no veo la diversión en la tauromaquia, pero es cierto que el toro negro es un referente en la historia de España.

    Responder

    • Sí, Eloisa. Parece que aquí no han cuajado ni la marca de Osborne ni las corridas de toros, desde hace muchos años, por mucha plaza de toros que haya.Toda la España peninsular y Baleares tienen vallas pero en Canarias no hay presencia alguna.

      Responder

  3. Esteban , estoy de acuerdo contigo , las vallas están en la España peninsular aquí no ha tenido arraigo ésta publicidad .

    Responder

    • Cierto, Eloisa. Tampoco cuajó la gaseosa “La Casera” ni el “tinto de verano”. Costumbres más bien arraigadas en el territorio peninsular. Luego su publicidad nos es ajena.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: