El Rey destronado por un oso

 

Después del elefante más mediático de África,  que ya pasó a la historia por ser la diana de los disparos de nuestro monarca, creo que ahora el paquidermo le ha cedido el protagonismo a un oso. Y no a un oso cualquiera, sino al panda más protector de este país: el de WWF España. Esta institución  cuyo fin primordial es proteger la naturaleza y las especies que habitan en el planeta, lleva años haciendo campañas de concienciación. Me atrevería a asegurar, incluso, que muchos ciudadanos desconocían su existencia y que la mayoría no sabía que el Rey de España era su presidente de honor. Y yo creo que él mismo se olvidó, porque no supo sopesar las consecuencias de sus actos.

A estas alturas los medios de comunicación  han informado ampliamente a la población de ambas cosas, por si queda algún rezagado que aún no se haya enterado. La cuestión es que, a raíz del suceso, WWF España ha llevado a cabo una de las mayores  acciones publicitarias de su historia. Y eso sin proponérselo. Una campaña polémica y novedosa, como las primeras de Benetton, de las que se habla al unísono en los periódicos, la televisión, la radio y en las redes sociales. No sé si redundará en nuevos socios benefactores que donen cantidades económicas, a raíz del incomprensible e inadmisible suceso de Botswana, pero lo que está claro es que sus responsables han tomado una decisión acertada, al  destituir a D. Juan Carlos del cargo de máxima ostentación del organismo.  Sería una contradicción y una tomadura de pelo a todos los españoles si no hubiesen llevado a cabo esa drástica decisión.

Y, lo más importante de todo, es la reflexión que se puede hacer al respecto. Los personajes públicos han de ser modelos de conducta en todo. Que les sirva de ejemplo a los demás. No pueden estar por encima de los ciudadanos, aunque la realidad nos tenga acostumbrados a lo contrario. ¡Ya está bien! Si a raíz de este suceso los fondos de WWF España  han aumentado por la sensibilización de los ciudadanos, me alegro. Es la única lectura positiva que hago en este nuevo capítulo de la telenovela mediocre que vivimos en este país. Un país de privilegios solo para  privilegiados, corruptos y vividores reales, no imaginarios.

Fuente: http://www.wwf.es/wwf_adena/

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: