¿Y si Cervantes hubiese tenido un Iphone?

 

Julio Verne fue un escritor visionario. Y por un momento me voy a imaginar que Cervantes también lo fue. ¿ Cómo reaccionaría al ver un teléfono móvil por primera vez ? ¿ Y qué pensaría del daño que se le hace a la Lengua con tantos mensajes de texto abreviados? De la publicidad se dice que  es una de las principales causantes de su deterioro.

Me he tomado la libertad de escribir este pequeño relato, y con mucho respeto me pongo en el lugar del escritor universal, para acercarme a Sancho Panza y recrear la situación.

 

El sueño de Sancho

Fragmento del capítulo “Los tiempos venideros”,

que nunca leerás en el Quijote.

 

Y con ojos desorbitados Sancho despertó a su señor don Quijote: ¡Mi señor, mi señor, despierte! ¿Qué quieres de mí insensato?, ¿por qué alteras mi sueño?, respondió vilipendiado tras interrumpirle su profunda conversación con Morfeo.

¡He tenido un sueño horrible, mi señor!, ¡horrible! ¿Perdías la ínsula, Sancho? ¡Peor, mi señor, peor! Soñé que en tiempos venideros las palabras se trastocaban. ¿Se trastocaban? ¡Sí mi señor!, ¡una detrás de otra! Las palabras enajenadas por extraños encantamientos hacían cabriolas y se reían ante mis ojos. ¡La eme, la zeta, la ene! ¡Todas mi señor, todas cambiaban de lugar o desaparecían!

Entre risas me rodearon y me levantaron del asno. Me llevaron por los aires hasta El Toboso. Y allí comprobé que todos los mancebos llevaban en la mano unas extrañas cajitas con mucho ornamento, de las que salía la luz del sol después de sonar la música de un trovador infernal. ¡Y se las llevaban a la oreja!, ¡ y hablaban con ella, mi señor!

¡Calla, Sancho! ¡No digas más sandeces! ¡Sí, mi señor, que lo vi yo ¡ Y después una doncella llevó la cajita con la luz del sol hasta mis ojos y vi las palabras cercenadas, que aparecían y desaparecían… ¡eran los tiempos venideros, mi señor!

¡Si es cierto lo que dices, esto es obra de un grande enemigo Sancho, que le tiene ojeriza a la lengua! ¡Nos esperan tiempos de sinsabores, mi querido escudero! ¿Y cómo se llamaban esas cajitas que viste en tu sueño, Sancho?

¡Maese Nokia, maese Sony, maese Iphone… !

 

 

Fuente: Escuela Canaria de Creación Literaria. Curso de redacción publicitaria

Anuncios

6 responses to this post.

  1. Hace muchos años leí el Quijote , la verdad que me encanto , es una obra muy completa , es un libro para leer más de una vez. Referente a lo que se pierde abreviando mensajes tienes toda la razón Esteban , primero que lees y parece que está escrito en chino , tienes que descifrar las palabras y venga vuelta atrás para ver si has entendido bien el mensaje , a mi me parece una falta de cultura total , pero lo gracioso a todo ésto, es que es una moda y la mayoría que lo hace son gente joven y universitarios , Muchas veces cuando van a hacerlo correctamente han perdido el hábito de escribir sin equivocarse.

    Responder

    • Gracias por tu comentario, Eloisa. Los malos hábitos solo contribuyen a la deformación de la lengua. Está claro que esa particular forma de abreviar que tienen muchos, a la hora de enviar mensajes a través del móvil, principalmente los adolescentes, genera un lenguaje paralelo negativo que puede convertirse en una mala costumbre. El daño aumenta si después se hace extensivo a otros soportes.

      Responder

  2. Posted by MONICA on septiembre 14, 2012 at 10:38 am

    En mi opinión, si Cervantes hubiese tenido un iphone habría conseguido que el Quijote llegara antes a los brazos de su amada, Dulcinea del Toboso, mensajeándose a base de whatts app, y probablemente nos hubiera sorprendido la maestría con la que conseguía -aún con esa limitación de fonemas y caracteres – relatar con gran entusiasmo y en un castellano antiguo brillante su genial obra; también es probable que en medio de tanta y genial lingüística a la que nos acostumbró desde el principio, hubiese echado en falta algún tipo de caracter de que adoleciese el iphone, y en conclusión, se hubiese dedicado a demostrar una vez más que la tecnología jamás está en oposición al buen hacer en gramática, que una persona con una pluma tiene más poder que muchos de los caballeros que enfundados en una armadura y a lomos de sus caballos se enfrentan a la dureza del campo de batalla al que en esos lares y en ese momento de la historia de Cervantes se asistía, y por supuesto, Cervantes hubiese tachado de incultos supinos a cualquier caballero armado con un iphone, que no hiciese honor a todos y cada uno de los maravillosos legados que el lenguaje escrito en castellano, la lengua materna de Cervantes y la de muchos de nosotros… merecía y merece exaltar, especialmente si se trata de considerar el iphone como artilugio de avance de cualquier época, al servicio del buen uso del lenguaje y de la rapidez en la comunicación escrita.
    Qué bellos manuscritos modernos sin faltas de ortografía muestran dichos artilugios cuando se recurre a ellos con la capacidad de seguir demostrando a quien es receptor de cualquiera de los breves mensajes, que la lengua castellana es un icono tan potente que ha sabido aunar la filosofía y el buen hacer de quienes son dignos de representarla, aunque sea imposible para Cervantes explicarse de qué manera una cajita tan pequeña hubiese sido capaz de conservar tal número de palabras certeras, signos y frases, que combinadas, todavía tienen la capacidad de extraer lo mejor del
    caballero que ose deleitar con su pluma, o con la yema de los dedos .

    Responder

    • Gracias por tu intervención, Mónica. Creo que tienes razón. Cervantes dominaba un enorme vocabulario. Si hubiese tenido la posibilidad de utilizar un móvil, probablemente escribiría con el mismo rigor que si utilizara pluma y papel. Pero no se hubiese adaptado a la tecnología. Sucede lo mismo con algunos escritores contemporáneos. Prefieren renunciar a la rapidez que les ofrece el teclado del ordenador, por la elección de la estilográfica; porque, en definitiva, no se trata solo de escribir. Es una comunión donde mente y espíritu se funden para que las ideas fluyan a través de la tinta.

      Responder

  3. Este híbrido entre lo oral y escrito en el que se ha convertido la conversación virtual ha causado, sin duda, una gran polémica. Aunque haya expertos que opinan que tiene aspectos positivos -algunos hablaron en su tiempo, hasta de “la mayor revolución del lenguaje jamás vivido”- yo me decanto por la idea de que nos lleva claramente a un empobrecimiento del idioma. Escribir sin tildes, ni “haches” o sin vocales, tiene una gran repercusión entre los adolescentes y algunos, no ya tan adolescentes, que lo único que les importa es su función comunicativa, reduciendo cada vez más, su vocabulario, llegando incluso a pensar que el único código en el que se pueden comunicar es éste. Me llamó muchísimo la atención, y hace ya bastante tiempo de esto, cuando me encontré con la noticia de que lo que empezó como lenguaje SMS (ese que disparaba el número de faltas ortográficas entre los adolescentes) se convirtió en el lenguaje de las redes sociales, dando nombre a una nueva generación: “la Generación 140” haciendo referencia a los 140 caracteres de Twitter. Algunos incluso alardeaban de esa forma “tan guay” de comunicarse y ante esta realidad, hoy es el día que no nos sorprende encontrarnos con personas que acaban una carrera universitaria escribiendo con faltas de ortografía. Una pena.

    Responder

    • Gracias por tu comentario, Maine. Ignoraba la denominación de “Generación 140” asociada a los 140 caracteres de Twitter, pero tiene mucho sentido. La influencia de las tecnologías de la información y la comunicación está propiciando que un gran porcentaje de usuarios, bien sean adolescentes, universitarios o profesionales estén condicionados por esta particular forma de escribir que, como bien dices, solo redundará en el deterioro del idioma, Es cierto, muchos universitarios que han finalizado su carrera siguen destacando por las faltas de ortografía. Lo he comprobado leyendo algún curriculum. Coincido contigo. Una pena.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: