Un beso. Un fotógrafo. Un Pulitzer

 

Un mago*  con quien conversé en una ocasión, que por  circunstancias de la vida no tuvo la posibilidad de estudiar, y contaba con una sabiduría innata que no se adquiere en la universidad, me dijo que el buen fumador se caracteriza por llevar siempre encima una cajetilla sin estrenar antes de encender el último cigarrillo que le queda. Y después me preguntó si era “retratista” porque llevaba una cámara fotográfica conmigo.  Poco a poco la conversación se fue derivando en explicarle por qué había que ir con ella a todas partes, al igual que con la cajetilla de repuesto. Un  fotógrafo siempre tiene que cargar con su cámara, fuera donde fuera, porque estar en el lugar acertado en el momento apropiado era algo que solo unos privilegiados logran a lo largo de toda su carrera profesional.  Manuel Fandiño, que en paz descanse,  era uno de esos fotógrafos que cumplía con la premisa. Siempre lo veías por San Cristóbal de La Laguna, en Tenerife, con su cámara colgada al cuello. Parecía una extensión de su cuerpo. Recorría todos los rincones buscando la instantánea fresca e inédita. La toma que los perseverantes esperan que la vida le ponga ante su objetivo. Una entre millones. Pura dedicación un día tras otro. Y, finalmente, la consiguió. Estando por pura casualidad en el aeropuerto de Los Rodeos, hoy más conocido como Tenerife Norte, fue testigo del accidente más grave de la historia de la aviación. La colisión entre dos 747. El de KLM y el de PANAM. Tras el impacto  Fandiño  accedió a la pista y sacó en directo las tomas más espeluznantes que, posteriormente, la revista Interviu publicaría en exclusiva. Y, que yo sepa, no tuvo ningún reconocimiento por ese insólito y excelente trabajo de fotoperiodismo.

Muchos años después tuvo más repercusión mediática la foto del amerizaje de un avión comercial en Estados Unidos, cuya imagen sacada desde un móvil se colgó en las redes y en pocos minutos dio la vuelta al mundo. Todo un ejemplo de la eficacia de Internet.

El caso del norteamericano Rocco Morabito fue similar  al del fotógrafo canario pero tuvo más suerte. Venía de cubrir un reportaje cuando se encontró con la situación que muestra la imagen. Un operario que realizaba trabajos en una línea recibió una fuerte descarga eléctrica. Inmediatamente su compañero le practica el boca a boca para reanimarlo y lo salva. La intuición de Rocco capta el instante y lo inmortaliza. El resto vino solo. Se publica la noticia y se ilustra con la fotografía. La instantánea es vista en todo el país y una agencia de noticias la propone para el Pulitzer. Y la imagen es premiada.

Cargar con una réflex  a todas partes es una tarea bastante incómoda, pero hay quien lo hace. No le pesa. Hoy la tecnología de la información y la comunicación posibilita que todos seamos fotoperiodistas. Y a través de un móvil tengamos la oportunidad de captar  sucesos que pueden convertirse en noticia, con la posibilidad de enviar la imagen al otro lado del mundo instantáneamente. Es la otra cara que el progreso pone a nuestro alcance. Y hay que sacarle el máximo partido. Y si te gusta y vives la fotografía aún más.

 (*) Campesino. Que trabaja y vive de la tierra, según el Diccionario ejemplificado de canarismos, del Instituto de Estudios Canarios.

 

Origen de la imagen: http://enmemoria.lavanguardia.com/obituarios/rocco-morabito.html

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by MONICA on septiembre 26, 2012 at 11:29 am

    Lo primero que he de decir al comenzar mi comentario de este post, es que no comprendo cómo soy la primera en comentar, dado el impacto visual que posee la imagen, la fotografía en sí… es absolutamente arrebatador, es fascinante!
    Nunca la había visto antes, y me ha resultado impactante, te lo aseguro.
    Tienes razón en cuanto a la incomodidad de cargar con una réflex a todas partes, pero diría que poseo a nivel personal un sinfín de documentos gráficos, fotografías realizadas por mi padre, de todos y cada uno de los momentos de mi infancia, y también por la super ocho, la cámara de filmación de la época nada menos que en color, que había que cargar en las salidas, eventos y vacaciones familiares, y que no resultaba una carga, sinó un orgullo que luego se compartía con los momentos filmados inigualables e irrepetibles.
    Sigo pensando que no podría haber evitado realizar más de 500 fotografías con mi digital Canon Ixus, de las primeras que salieron, en la Patagonia Argentina, y nada comparado con la responsabilidad de llevarme hasta el propio cargador para aprovechar todos los momentos en los que en medio de la nada, y custodiada por bosques y glaciares, a unas bajísimas temperaturas, intentaba que no se quedara sin batería enchufándolo en cualquier albergue, restaurante, casa particular, o donde me lo permitiesen… no podía evitar seguir disparando instantáneas, y no me hubiese permitido dejarme atrás mi cámara, en semejante y maravilloso entorno con una belleza natural que fascinó al mismísimo Charles Darwin.
    El que siente la necesidad de inmortalizar momentos irrepetibles, en el fondo juega una especie de comunión mágica con la vida, porque, a mi entender, ¿qué es la vida sinó la mismísima sucesión de momentos irrepetibles y mágicos? captarlos, no es importante para todos por igual, los hay que transitan por el mundo sin ver, los hay que se detienen en la belleza, para eso, hay que nacer, y para recordar la belleza, hay que esperar siempre detrás de un objetivo ….

    Responder

    • Gracias por dejar un nuevo comentario, Mónica. Es cierto. Cuando sientes la necesidad de captar momentos irrepetibles y su búsqueda es una prioridad, sí que se establece la “comunión mágica con la vida” que citas. Es una forma singular de ver lo que sucede a nuestro alrededor a través de un objetivo. A mucha distancia de quienes viven el día a día sin ver absolutamente nada.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: