Sustantivo español agredido por adjetivos ingleses

 

Alguna falta de ortografía disimulada, titulares que combinan varios idiomas o ausencia de tildes y profusión de excesivos anglicismos están siendo cada vez más frecuentes en los mensajes publicitarios. Una práctica que no goza de la aceptación de todos, pero resulta eficaz porque llama enormemente la atención. Cuando el periódico El País decidió que su marca figurara sin tilde, no pasó desapercibido para el público que se quejó al defensor del lector.  Las críticas fueron abundantes. Argumentaban cómo era posible que este prestigioso diario no siguiera las reglas que exigía la Real Academia Española de la Lengua, a través de sus normas de ortografía. En mi opinión, el defensor se vio desbordado por el acoso y cedió el protagonismo al director de arte del diario, es decir, al máximo responsable del diseño de la publicación para que diera explicaciones. Parece que no fue un argumento estético – yo creía que sí­ – sino técnico el que obligó a la supresión de la tilde, porque las fotocomponedoras de fabricación norteamericana carecían de mayúsculas acentuadas . Pero creo que estos argumentos no fueron convincentes o las presiones fueron aún mayores. Y poco después, un pequeño triángulo rectángulo apareció sobre la “I” rompiendo la armonía de las mayúsculas.

Estas “agresiones” que sufre la ortografía por parte de los comunicadores, que muchos consideran inaceptables, se viven con cierta frecuencia en los departamentos creativos de las agencias de publicidad y en los estudios de diseño . Y, lógicamente, hay posturas enfrentadas. Por un lado la norma te dicta que escribas con corrección. Y, por otro, se aceptan las soluciones  que se proponen a través de gráficas rompedoras con el objetivo de llamar aún más la atención. La competitividad por diferenciarse frente a los demás ha dado cierta licencia a los profesionales del sector para elegir el camino más conveniente. Y me refiero no solo a los diseñadores gráficos, también a los copys  y a los ejecutivos de cuentas. Estos últimos muy amigos de las redes sociales y de la invasión que una particular jerga anglófona está llevando a cabo, oleada tras oleada en nuestras mentes, a través del marketing online.

Pero es en algunas  campañas donde se nota aún más este efecto. Los anuncios de la compañía aérea Vueling son muy llamativos y singulares, e ilustran las dos posturas que menciono. Por un lado destacan por  una gráfica que combina textos en inglés y español muy comprensibles. Por otro suponen una agresión total a la lengua por la particular mezcla de idiomas, pensarían los que defienden el correcto uso del castellano. Realmente la cuestión es plantearse hasta qué punto estas combinaciones hacen el daño que muchos dicen. En el sector publicitario trabajamos con muchos anglicismos. Es más fácil decir story que “guión de televisión”, lo reconozco. Corto y contundente. Pero me niego a decir layout cuando la palabra española es boceto, o flyer si me refiero a volandera. Y hay  más ejemplos. El problema  radica  cuando de forma gratuita se prescinde del rico vocabulario del castellano por comodidad, para aparentar conocimientos de otros idiomas o, sencillamente, por pura pedantería.  Me quedo con el consejo de D. Quijote a su escudero: “Llaneza, Sancho, que toda afectación es mala”.

Origen de la imagen:

http://www.data-red.com/graficas/grafica.php?id=460&keywords=&empresa=

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Como bilingüe que soy, vivo esta realidad muy de cerca. Muchos especialistas del lenguaje ven la mezcla de dos idiomas como una riqueza estilística y de vocabulario, ya que permite expresarse de manera más variada. Algunos opinan que permite romper los límites impuestos por cada idioma y que se convierte en una práctica artística que posibilita escoger el término que mejor funciona en cada frase, no así, el que mejor se entienda. De esta manera nos topamos con prácticas como el Spanglish (la práctica de mezclar el español y el ingles) o el que en mi entorno, llamamos “euskañola”, de mezclar el español y el euskera, que es el caso que conozco más de cerca. Al referirnos a esta práctica escuchamos ideas como que estamos ante una constante evolución que vive cualquier lenguaje, o ante el surgimiento de una nueva lengua… En mi opinión no es bueno ni para uno ni para el otro idioma. Lo único que hacemos es empobrecer los dos. Creo que cada uno de ellos dispone de suficientes recursos para expresar cualquier idea o pensamiento; por supuesto también aplicado a la publicidad; Los bilingües somos dados a pensar en un idioma y traducirlo literalmente al segundo perdiendo todo el sabor único y especial identificativos de cada uno. Si tradujéramos conceptos en lugar de palabras lograríamos una comunicación clara y comprensible y contribuiríamos en guardar nuestro idioma y si aprovechamos todos los recursos que tenemos a nuestro alcance, utilizando metáforas, refranes y dichos de cada lugar estoy convencida de que lograríamos llamar la atención tanto como lo puede hacer un mensaje publicitario lleno de anglicismos, o mezclas de idiomas sin sentido, porque además, nuestro mensaje resultaría mucho más cercano.

    Responder

    • Gracia por tu intervención, Maine. Tienes razón y coincido contigo cuando haces alusión al empobrecimiento de un idioma al incorporar palabras de otra lengua. Yo no creo que esta práctica sea un proceso de evolución, más bien de involución. El idioma hay que preservarlo como auténtico legado para las futuras generaciones. Siendo adolescente oí hablar por primera vez de la “Ikastolak”, como centro de enseñanza del euskera, precisamente para preservar el futuro de la lengua. Aunque el folleto que cayó en mis manos por entonces tenía un claro contenido político en contra de esta práctica. Y si al día de hoy también es normal el “euskañola” debo entender que la población lo está asumiendo con naturalidad. Pero, a la larga, debe ser perjudicial para ambas lenguas.,

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: