Radio y creatividad, cada vez a menos

Radio_Electronics_Cover_August_1949

La época de oro de la radio se caracterizó por el protagonismo y relevancia ante otros medios, y aún existiendo la prensa o el cine y más tarde la televisión como elementos competidores, desde sus principios se posicionó como un referente comunicativo singular. Tiene la capacidad de llegar a cualquier rincón, a lo largo de las 24 horas,  a través de un sencillo y económico receptor. También la inmediatez para trasladarse al lugar de la noticia e informar rápidamente. Estas fueron las ventajas que la diferenciaron y la convirtieron en un referente. No obstante “la radio tiene un pasado glorioso, un presente plano y un futuro incierto”, según Rodero Antón y Sánchez Serrano. Y lo que está por venir no es muy alentador si no se remedia.

Este particular presente que hemos comenzado a vivir en España después de la Transición, que se caracterizó por nuevas fórmulas radiofónicas que rompieron con los esquemas de radiodifusión heredados del franquismo, son los que han evolucionado hasta nuestros días. Planteamientos que se están quedando obsoletos actualmente porque no avanzan. Assumpta Roura (1993:14) incide en que el medio da mucho de sí y se apoya en Luis del Olmo: “La radio cambia como el viento, y puede ser trascendente, luego divertida o tensa, más tarde coqueta, y vuelta a empezar”. Esta “vuelta a empezar” hay que interpretarla como una retroalimentación constante, una adecuación al momento y al contexto, y un deseo por conocer el producto que le gusta a los radioyentes.

 El panorama actual

El medio ha ido a menos a lo largo de los años. Se ha enquistado en fórmulas que responden más a intereses comerciales donde prevalece la rentabilidad frente a la creatividad. Se ha acomodado perdiendo terreno ante otros medios. Comparto la afirmación : “la radio española de los próximos años tiene que ser capaz de ofrecer productos innovadores e incluso transgresores”. Si lo logra a través de la creatividad, el salto cualitativo del medio será excepcional.

 El problema más grave

La radio tiene a su favor la posibilidad de jugar con la imaginación y sorprender. Hoy esta cualidad queda relegada a un segundo plano en las programaciones. El protagonismo recae en locutores estrella que mueven audiencias particulares cuya fórmula es rentable a nivel empresarial. La magia propia del medio y la posibilidad de generar una programación que estimule la fantasía, contribuya al conocimiento, difunda la cultura y entretenga es muy difícil de encontrar. Por lo tanto, el problema más grave es que está perdiendo su esencia ante intereses empresariales, políticos y de otra índole.

 Problemas: el específico y el compartido

El problema específico que tiene es que está renunciando a los principios que dieron origen a su razón de ser. Es decir, la radio no está tanto en la calle viviendo la noticia, cerca de la realidad y los ciudadanos, no es así. Ha optado más por no salir del estudio. Rodero Antón y Sánchez Serrano están en lo cierto: “¿Cuántas emisoras interrumpen su programación para contarnos los acontecimientos en directo?, ¿dónde están los reportajes de la calle, más allá de las retransmisiones deportivas? Y en cuanto al problema compartido con otros medios es el de la publicidad, pero en la radio se agrava. Pierde terreno frente a la televisión porque su oferta no está a la altura de las audiencias que se dejan seducir a través de la imagen. Tiene que reinventarse.

 Soluciones

Volver a su esencia. Darle la posibilidad al oyente de “ver” a través de los sonidos con una programación sugerente y evocadora. Buscar un equilibrio entre contenidos informativos, deportivos y culturales con una gran dosis de creatividad. Salir y estar al pie de la noticia. Vivirla antes que ningún otro medio, aprovechando las ventajas de internet. Hacer que sus oyentes sean más activos, una interactividad a la que ha renunciado desde hace años, ahora que las redes sociales la han acaparado. Incidir en los problemas cercanos que afectan al ciudadano. Estar muy próximo a él. Despolitizar y ganar credibilidad, de lo contrario no hay nada que hacer.

 Cultivar las mentes

Mientras avanza en ese proceso lento hacia la digitalización, hay que dejar atrás la “radio puramente informativa” para dar paso a las narraciones y al espectáculo, en definitiva a la innovación. Recuperar la teatralización. Generar programas donde guionistas, actores y locutores promuevan espacios singulares donde tengan cabida radioyentes de  todas las edades. Las narraciones que Narciso Ibáñez Serrador emitió junto a Narciso Ibáñez Menta y el equipo de actores  de RNE en los años setenta –posteriormente hizo un programa similar en la SER–  fue un nexo entre la programación cultural del pasado y lo que podría ser una proyección de la radio cultural del futuro. Más objetividad y creatividad. “Luis del Olmo cambió toda la estructura de Protagonistas […] lo convirtió en barómetro de una sociedad civil emergente que discrepaba con la de la España oficial”, afirmaba el sociólogo Lorenzo Díaz (1993), y el cambio generó una gran participación de los ciudadanos. Por otro lado, la publicidad debe ser menos intrusiva y responder a un patrón creativo que esté a la altura del medio si olvidar las necesidades del anunciante, algo que tampoco va a resultar fácil, pero no imposible. Si existe una televisión con una selección de contenidos puntuales del agrado del televidente, ¿por qué no sucede lo mismo con la radio?

 Fuentes:

Assumpta Roura (1993) Luis del Olmo. La radio y yo. GRUPO ZETA. Barcelona

Lorenzo Díaz (1993) La radio en España. ALIANZA EDITORIAL. Madrid

Rodero Antón, E y Sánchez Serrano,Ch (2007) Radiografía de la radio de España. Revista Latina de Comunicación Social, 62

Webgrafía:

http://www.elblogoferoz.com/2013/06/01/el-chicho-ibanez-serrador-de-la-radio-por-gorka-zumeta/

http://fresqui.com/cultura/otros/historias-de-medianoche-de-chicho-ibanez-serrador-16-relatos/37219

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/80/Radio_Electronics_Cover_August_1949.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: