Posts Tagged ‘marketing guerrilla’

Sánchez Gordillo y el marketing de guerrilla

Basta entrar en Internet para saber acerca del alcalde de  Marinaleda y del asalto a dos supermercados en Andalucía del que fue instigador. Pero ese no es el objeto de este post. Lo que realmente me llama la atención de la noticia es que se trata de una acción de marketing de guerrilla en toda regla. Y alguien se puede preguntar: ¿Pero eso no es un término que engloba acciones publicitarias en la calle? ¿Publicidad en medios no convencionales? Y es cierto, lo es. Pero lo que sucede es que la línea divisoria que se establece entre los mensajes comerciales y la propaganda política cada vez es más difusa. Por no decir que ya no existe. Harold Laswell es uno de los padres fundadores de la Ciencia de la comunicación. Un estudioso de la propaganda política que establece en su particular paradigma un proceso que tiene como resultado final provocar unos efectos determinados.

Y Sánchez Gordillo sabía los efectos que iba a originar con su iniciativa. De entrada ha logrado una mediatización que los mineros y los funcionarios con sus grandes despliegues no han conseguido. Por otro lado, determinados ministros se han pronunciado públicamente en torno a los carros de la compra, y no lo han hecho, en cambio, acerca de corruptos de mayor calado social que están en la memoria de todos. Y el gobierno está jugando con fuego porque, después de todo, una manifestación es un derecho legal que posee el ciudadano para quejarse. En cambio, entrar por la fuerza en un supermercado porque el hambre es quien empuja, es algo desconcertante. Una situación que no se ha dado hasta ahora y que puede ser un peligroso precedente si no se reconduce la situación como es debido.

Creo que quienes hablan de acciones a lo “Robin Hood” están cometiendo un serio error. Hubiese preferido escuchar que el “asalto” se realizó a las cuentas bancarias de los altos ejecutivos de la banca que se llevaron cifras astronómicas de dinero. Cifras al amparo de unas leyes inútiles que protegían sus contratos. O que encontraron al fin el escondite donde Luís Roldán, el ex director general de la Guardia Civil durante el mandato de Felipe González, guarda el dinero que robó y las leyes de este país no le obligaron a devolver. Por eso no me encaja lo de Robin Hood. Prefiero oír: “Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón”. Recomiendo a los señores gobernantes la lectura del libro No logo, de Naomi Klein, y se queden con la moraleja. En su obra relata como grandes marcas fueron objeto de acoso por algunos “Sánchez Gordillo”. La presión fue tan grande que no pudieron reaccionar, porque de lo contrario la opinión pública se hubiese vuelto en contra de ellas. Y las consecuencias habrían sido perder miles de clientes.

Ahora que está de moda la marca España, que sus promotores empiecen a ser conscientes de muchas cosas, entre otras, de cómo nos ven desde fuera de nuestras fronteras cuando se producen hechos como éste. Y recordar que muchas acciones de guerrilla originadas por gente del pueblo durante la Guerra de la Independencia, por ejemplo, contribuyeron a frustrar los planes de Napoleón para España.

Fuente: purnaindependentista.wordpress.com

Anuncios