Archive for 24 julio 2014

Criticar sí podemos, Pablo

86DC841358077A9DF31EAB841C9_h498_w598_m2-1

Para mí solo había un 11 de septiembre, el del golpe de Pinochet en Chile, pero quedó eclipsado el día del ataque a las Torres Gemelas casi 30 años después. También el nombre de Pablo Iglesias lo tenía asociado al fundador del Partido Socialista Obrero Español hasta ahora. El nuevo Pablo Iglesias “telepredicador”, “demagogo”, “impresentable”, “farsante”, etc. parece que tiene mucho que decir a una gran parte de la sociedad. Así lo entiende un colectivo que renunció a la oferta política existente y se decantó por Podemos.

Lo que me llama la atención es que de la noche a la mañana cada vez oigo hablar más de él. Casi siempre mal, por supuesto. Y eso te hace pensar. No entro en la línea política, pero sí me atrae a nivel de comunicación la diversidad de mensajes emitidos y las diferentes percepciones de los receptores, desde todos los puntos de vista. Hace años, cuando el PP buscaba un líder trató de posicionar a Antonio Hernández Mancha. Los creadores de imagen lo devoraron principalmente por su aspecto de señorito. No cuajó. Pablo Iglesias, en ese sentido, ha conectado de la mejor forma posible porque es de lo más normal. Lo positivo es que empatiza con un público sencillo y eso es lo que quería la mayoría.

Aparte de sorprender tras las elecciones, sus particulares “competidores” le están haciendo la mejor campaña publicitaria que le gustaría a todo líder político: criticar. Son muchas las ventajas diferenciales que posee y las está aprovechando muy bien. La primera es que ha captado a los desencantados con sus promesas. Por fin ven la luz. Y lo hace aprovechando un contexto social y económico donde sembrar su particular discurso, porque sabe con seguridad que le van a escuchar. Eso no lo han sabido hacer los demás a pesar de llevar a cabo grandes inversiones en publicidad.

Las acciones de acoso y derribo contra Pablo Iglesias son muy diversas. En los medios y fuera de ellos se le ataca duramente. Es lo mejor que le puede suceder porque le temen y si no es así lo parece. Los electores toman nota y hacen suyas las particulares diferencias contra su líder. ¿Se oye hablar con trascendencia de otro político? Creo que no. La imagen de Cospedal sosteniendo el cartel con el anecdótico mensaje dice mucho de una sociedad que está harta. Y agradece el despliegue publicitario y gratuito que ejercen determinados personajes para desprestigiar al líder de Podemos porque saben que lo están fortaleciendo. El futuro será de los descontentos. Y en este particular presente Pablo Iglesias solo siembra para recoger. Y lo hace con una campaña de publicidad gratuita. Otra cosa no pero criticar sí podemos.

 

Imagen: http://noticias.es.msn.com/nacional/twitter-se-mofa-de-cospedal-por-su-cartel-de-apoyo-a-las-ni%C3%B1as-nigerianas-secuestradas?page=6

 

Anuncios